Dieta para la fibromialgia
 


La dieta para la fibromialgia es algo que mucha gente intenta averiguar; no obstante, no puedes esperar curar la fibromialgia con una dieta. Aunque puede que algunas personas se hayan curado o al menos hayan mejorado sus síntomas gracias a una alimentación determinada, lo cierto es que no hay ninguna evidencia científica de que un determinado cambio en la ingesta de alimentos sea capaz de producir la curación de la fibromialgia. Y si tenemos en cuenta la causa de la fibromialgia a la que apunta el SMT, en este caso se hace importante entender que si el único modo de curarla es eliminar su causa, esta no tiene nada que ver con la alimentación sino con seguir el Programa Terapéutico Completo que puedes adquirir en esta web.

Pero este es un artículo sobre la dieta para la fibromialgia, de modo que vamos a hablar de ello. Hay que tener en cuenta que las consecuencias biológicas de una falta de suficiente aporte de oxígeno a las células es la acumulación de sustancias de desecho del metabolismo celular, y por tanto, es importante entender una cosa. Si no hay suficiente aporte de sangre a las células (a causa de la constricción de vasos sanguíneos que produce el Sistema Nervioso Autónomo -ver el resto de secciones de la web para leer la explicación de la teoría del SMT sobre la causa y cura de la fibromialgia.- no hay suficientes nutrientes para el correcto funcionamiento de las células. Si además de que llega poca sangre a estas células, la sangre no tiene el suficientes nutrientes (a causa de una mala alimentación, en ese caso la carencia de nutrientes para estas células es todavía más grave si cabe, por lo que se incrementan las posibilidades de padecer contracturas musculares, tendinitis y neuritis. Por tanto se hace imprescindible seguir una dieta para la fibromialgia, que tenga todos los nutrientes que el cuerpo necesita, y ello se consigue con una dieta variada, en la que haya todo tipo de alimentos: frutas y verduras, carne y pescado, pan y pasta, legumbres, frutos secos, etc. Es decir, la dieta para la fibromialgia ideal tiene que ser lo más variada posible, y lo mejor para conseguirlo es seguir la dieta mediterránea, que es probablemente la dieta más sana del mundo.




dieta-para-la-fibromialgia 




Si eres una persona que no come variado y padeces fibromialgia, debes empezar a cambiar tu alimentación, y a comer todos los alimentos que en este momento no comes, y sobre todo comer variado, esa es la clave de la alimentación correcta para la fibromialgia. Hay muchas personas que no comen las suficientes frutas y verduras, ni frutos secos ni legumbres, y eso es un gravísimo error. Estos 4 grupos de alimentos (en general todos los alimentos de origen vegetal) son imprescindibles y aportan nutrientes muy variados. Lógicamente tampoco hay que descuidar los alimentos de origen animal, y muy especialmente el pescado azul. Este es rico en omega 3, que tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que en algunos casos puede ayudarte a reducir el dolor físico. El pescado azul es por ejemplo la sardina, el atún o el salmón.

En definitiva la mejor dieta para la fibromialgia es la más variada posible, que incluya todos los grupos nutricionales, y se evite el exceso de cualquiera de ellos, muy especialmente el exceso de azúcar, dulces, y grasas.


.












.




Obsequio gratuito

Click aquí para descargar gratis los dos primeros capitulos










Te enviamos los primeros dos capítulos a tu email.

A cambio sólo te pedimos que voluntariamente entres en ti perfil de Google+ y hagas clic en el Botón +1
Gracias.