portada
Artículo: El SNA encierra la causa de la fibromialgia
 





El SNA encierra la causa de la fibromialgia según la teoría del SMT. EL Sistema Nervioso Autónomo o SNA es una parte del Sistema Nervioso Central que controla cientos de procesos orgánicos automáticos. Controla cientos de funciones del cuerpo como por ejemplo la respuesta de hambre o de sed, la digestión, la respiración,  el ritmo cardíaco, la presión arterial y la mayoría de las funciones inconscientes del cuerpo, incluyendo el control de la temperatura, motilidad de los intestinos y cientos de otras funciones de las que no tenemos ni siquiera consciencia de que existen en nuestro cuerpo.

 

 

 

El Sistema Nervioso Autónomo  o SNA también se activa durante momentos de estrés y produce las hormonas del estrés, la adrenalina y cortisol; que provocan las emociones de ansiedad, miedo o rabia. Cuando nos ponemos nerviosos o tenemos vergüenza, nuestras caras se vuelven rojas. Es una reacción física que también se activa por el Sistema Nervioso Autónomo. Esto ocurre porque se dilatan los vasos sanguíneos en la cara y más sangre se distribuye a las mejillas. Cuando nosotros tenemos mucho miedo o entramos en pánico, un mayor flujo sanguíneo es desviado a los grandes músculos de los brazos y piernas (por un proceso llamado vaso dilatación) y se aporta menos sangre a los intestinos, las manos y los pies (por vasoconstricción). Esto sucede por ejemplo, en situaciones de descarga de adrenalina, como cuando subimos a una montaña rusa, o nos ataca un animal salvaje.



De esta forma el cuerpo se prepara para poder iniciar una carrera de huída; respondiendo así a un eventual peligro. Es el SNA el que desencadena esta reacción sin que nosotros tengamos nada que ver en ello, en el sentido de que no nos pide permiso para ello, simplemente desencadena estas medidas en el cuerpo. El problema es que los “peligros” de la gente en una sociedad moderna y urbana, muchas veces no son una amenaza directa para la supervivencia (preocupaciones por perder el trabajo, la hipoteca, la discusión con un hijo, etc. o la ansiedad de procesos como un ataque de pánico, agarofobia, TOC, etc. El SNA no dietingue entre un peligro real y uno imaginario, simplemente el cuerpo responde como si estuviera ante una amenaza real, y nosotros no podemos hacer nada por evitar esa reacción.








Por lo tanto, este sistema puede controlar el flujo de sangre a cada pequeña área del cuerpo. Esta capacidad del Sistema Nervioso Autónomo está dentro de nuestro cuerpo, y aunque evolutivamente nos ayuda a adaptarnos a las distintas situaciones de peligro, también puede jugarnos una mala pasada. En su capacidad de constreñir o dilatar los vasos sanguíneos del cuerpo, el SNA puede decidir contraer levemente los vasos sanguíneos de determinadas zonas del cuerpo. Esto hace que a los tejidos de ciertas partes del cuerpo no llegue toda la sangre que las células necesitan para funcionar correctamente, y por tanto, tampoco llegue todo el oxígeno que estas necesitan. Esta falta de oxígeno produce fuertes dolores, además de la acumulación de sustancias de residuo del metabolismo celular como ácido láctico. Todo esto a su vez, también puede llegar a causar contracturas musculares y tendinitis en esos tejidos que no reciben sufiniente oxígeno.




Por si esto fuera poco, el SNA también decide alterar el delicado equilibrio de neurotransmisores del cerebro, lo que puede producir una serie de síntomas muy distintos: desde depresión y cambios de humor a insomnio, cansancio y fatiga. Todo esto, pasando por todos los distintos síntomas psíquicos que puede producir la fibromialgia; incluyendo también la hipersensibilización de las células del cerebro a cualquier señar dolorosa, agravando así el dolor que produce la falta de oxígeno que sufren las células de algunos tejidos.





cerebro






Y  así es como empieza la fibromialgia. Estas venas se quedan levemente contraídas de forma crónica, y el cerebro de los enfermos sufre todo tipo de  desregulaciones en sus neurotransmisores produciendo un dolor y unos síntomas que por tanto, también se vuelve crónico. Y todos estos desajustes, estas alteraciones que sufre el cuerpo las provoca el Sistema Nervioso Autónomo que es el responsable de la causa de la fibromialgia.





Y  así empieza un círculo vicioso de dolor y sufrimiento que termina en muchos casos destrozando la vida de la persona. Pero ¿Qué es lo que hace que el SNA produzca todo esto en el cuerpo? Porque es evidente que encontrar  la causa de la fibromialgia es encontrar el por qué  de  este desbarajuste, encontrar el MOTIVO que hace que  el SNA produzca todas estas alteraciones.


Sólo si se conoce la causa de la fibromialgia se puede descubrir la cura, porque la única cura verdadera, es aquella que consigue eliminar la causa de la enfermedad y no sus consecuencias.




Puedes profundizar más sobre el SNA en otro artículo muy similar a este, haciendo click en este enlace.






 

 

 

 












.




Obsequio gratuito