Me llamo Paul. No soy médico ni profesional de la medicina. Sufrí fibromialgia durante más de 7 años. Durante ese tiempo, busqué desesperadamente todo tipo de información sobre la fibro a través de Internet. Aprendí toda la información oficial sobre esta enfermedad, pero también la no oficial: descubrí muchas investigaciones, teorías, y supuestos remedios a base de dietas, suplementos, plantas, terapias energéticas, etc. Además de pasarme miles de horas buscando todo tipo de información sobre la fibromialgia, probé la mayoría de remedios sin éxito, y toda esa información no me sirvió para nada.

sobre-mi

Los fuertes dolores me llevaron a una situación de incapacidad, ni siquiera podía estar sentado en una silla durante más de una hora, el dolor se hacía insoportable, y si estaba varias horas sin tumbarme en el sofá o en una cama, el dolor físico intenso me creaba un profundo sentimiento de depresión, rabia, frustración, y me llevaba a preguntarme si merecía la pena seguir viviendo así.

Eso fue a los veintipocos años, tuve que dejar la universidad, no podía ni estudiar ni trabajar, perdí casi todas mis amistades, no tenía vida social, ni ninguna ilusión por seguir viviendo. Lo único que quería era no sentir dolor. Ese era el único objetivo de cada día, evitar el dolor que por momentos se hacía insoportable. Me puse el ordenador delante de mi cama, y me propuse investigar todo lo que pudiese sobre la fibromialgia, pensé que si había alguien que se había curado, quizá en Internet descubriría como. Y esa era mi vida durante varios años, leer foros, webs, estudios, ver vídeos, etc. Obviamente no estaba todo el día leyendo sobre fibromialgia, también leía libros que me gustasen de otras temáticas, veía series, documentales, conferencias y entrevistas de temáticas muy distintas, etc.

Finalmente, después de varios años haciendo eso y pasar por decenas de terapias alternativas sin ningún resultado positivo, cuando pensaba que ya no quedaba nada nuevo por descubrir; descubrí una teoría que era distinta a todo lo que había leído antes. Ese fue el punto de inflexión, el “descubrimiento” que más tarde terminaría devolviéndome a la vida.

Me costó aceptar esa información, esa teoría sobre una de las posibles causas de la fibromialgia, ya que siempre he desconfiado de cualquier información no oficial, y esta nueva teoría suponía en sí misma un paradigma totalmente nuevo. Por decirlo de algún modo, me parecía demasiado revolucionaria y rompedora como para creer que fuese cierta.

Pero lo más extraño, es que en ella, todo tenía sentido, todo tenía un por qué, una explicación. De todas las posibles hipótesis y teorías que leí sobre la fibromialgia, eso fue lo más sensato, y más razonable que he leído. Y a medida que investigué más y más sobre dicha hipótesis, vi que había cientos y cientos de testimonios en internet (sobre todo en la TMS Wiki), que relataban haberse curado de fibromialgia con los abordajes terapéuticos que proponía esta nueva teoría, que era la teoría del Síndrome de Miositis Tensional sobre la fibromialgia.

 

Me compré los libros de Sarno. Al poco de comenzar a leerlos, estaba convencido que esa teoría debía ser cierta; ya que me sentía totalmente identificado con lo que iba leyendo. Realicé el tratamiento que proponía John Sarno en su libro durante meses, pero en ese momento no me curé. No entendía el por qué, puesto que estaba convencido de la veracidad de su teoría, y contrariado por el hecho de no mejorar. Empecé a buscar más información sobre la teoría del SMT, y descubrí que el tratamiento inicial de Sarno, que él explicaba en sus libros y que había desarrollado en la década de los 80; había sido ampliado y parcialmente modificado  por otros médicos y terapeutas formados en la teoría del SMT.

Entre ellos, destacaba un terapeuta llamado Hueftle. Él compartía la misma experiencia que yo, ya que como paciente (antes de convertirse en terapeuta), había descubierto por casualidad la terapia de Sarno, pero no había mejorado con ella. Eso  llevó a Hueftle a analizarla y a aportar sus propias sospechas y suposiciones, lo que le permitió comenzar a curarse y a ampliar el tratamiento de Sarno en lo que luego terminaría siendo su propio tratamiento, que hoy es el que se recomienda a todas las personas con fibromialgia por parte de los formados en la teoría del SMT.

Compré el tratamiento original de Hueftle, que está disponible en su página web por 99 USD (dólares estadounidenses) aunque sólo inglés. Estuve varios meses con el tratamiento, mejoré, y conseguí curarme. Luego hice esta web y el libro Cura de la fibromialgia y un año después el PTC (Programa Terapéutico Completo), que es el nombre del pack de información compuesta por el ebook Cura e la fibromialgia, 5 audios en mp3 y dos dosieres. En el ebook, y especilamente en todo el PTC, explico tanto el tratamiento de Sarno como el de Hueftle paso a paso, y profundizo también en cuestriones de su aplicación práctica. De este modo, el tratamiento de Hueftle está al acceso de todos aquellos que no sepan inglés.

ebooks fibromialgia

libro-cura-de-la-fibromialgia

Entendí, que todo el proceso de miles de horas buscando información durante varios años, simplemente, fue un paso necesario para finalmente llegar a descubrir la teoría del SMT. Tuve que pasar muchos cientos de horas, quizá miles,buscando y buscando durante varios años, para finalmente, encontrar lo único que funcionó para mí, lo único que era distinto a todo, que fue la teoría del SMT, y más concretamente el tratamiento de Hueftle.

Entendí que el hecho de que el tratamiento de Sarno no funcionara para mí, tenía un por qué y era algo bastante común en muchos pacientes con fibromialgia (y que es algo que explico en esta web). Lejos de rendirme, y gracias al hecho de saber inglés, me sirvió para descubrir la terapia de Hueftle, que a día de hoy sigue siendo el terapeuta que consigue un porcentaje de curación más alto en todo el mundo en pacientes fibromiálgicos. Sé que de no ser por Hueftle, yo estaría todavía ahogado en la fibromialgia, o quizá quien sabe si con un final mucho más trágico, pues no sé si hubiese podido aguantar más tanto dolor físico y emocional.

Sé que el título de esta página y del libro electrónico es algo que puede incluso ofender a algunas personas (porque todo el mundo sabe que oficialmente la fibromialgia no tiene cura). Yo no digo que tenga cura, ya que la curación no es algo que alguien te dé, como una pastilla, una dieta, o una terapia médica; sino que es algo que sólo uno mismo puede llegar a conseguir. Yo lo conseguí (con muchísimo esfuerzo y tras casi un año trabajando con el tratamiento de Hueftle; que nadie se piense que esto es un camino de rosas ni una cura milagro porque no lo es), y al igual que yo miles de personas en todo el mundo lo han conseguido. Eso es lo que te propongo que hagas, no necesitas comprar el material para conocer algunos de los ejercicios, basta con que te descargues los 2 primeros capítulos de mi ebook, que sigas mis mensajes y que empieces a ponerlos en práctica.

Si has encontrado esta página web por casualidad es por algo. Del mismo modo que tú has encontrado mi web, yo encontré la de Hueftle, y eso me salvó de una existencia de profundo dolor e infelicidad. Sólo de ti depende que el hecho de conocer mi web, tenga o no grandes implicaciones en tu vida. Hoy puede ser el principio del fin de la fibromialgia en tu vida. Mi consejo por supuesto, es que dediques tiempo a leer toda la web. Si no puedes en estos momentos, agrégala a tu lista de favoritos, para poder retomar su lectura e otro momento.

Puedes descubrir más sobre el Programa Terapéutico Completo aquí.