Superar la depresión

Son muchas las personas con fibromialgia que experimentan algún tipo de depresión a lo largo de su enfermedad y después de un corto período de tiempo, en algunos casos, son capaces de superar esos sentimientos y pensamientos y seguir adelante.

Sin embargo, hay quienes pasan por lo que se conoce como la depresión clínica y los sentimientos negativos que experimentan necesitan de más tiempo y trabajo. Cualquier persona en contacto con una persona con fibromialgia puede sentirse como perdida sobre cómo intentar ayudarla.

Para aprender a animar a alguien que está deprimido debemos comenzar por entender que no sólo se trata de una especie de cabreo o de un instante de mal humor. La comprensión de esto es fundamental. Los que están experimentando un proceso depresivo y una enfermedad tan dolorosa como la fibromialgia, a menudo se sienten como si hubieran perdido toda esperanza y ven que su futuro es muy negativo. Su perspectiva ante la vida es casi nula.

La depresión puede incluso conducir a sentimientos de odio hacia sí mismo y si a ello le sumamos el sufrimiento que produce el dolor físico intenso causado por la fibromialgia; podría llevar a albergar pensamientos de automutilación o el suicidio.

En este artículo me gustaría centrarme en aconsejar a familiares de personas con fibromialgia, a cómo ayudar a su ser querido. Familiares y amigos cumplen aquí un papel fundamental. No debemos ejercer de psicólogos, pero si estamos obligados a desarrollar más la empatía hacia ellos. No distanciarnos y aumentar nuestra dosis de paciencia, supone un apoyo importante hacia ellos.

Aliviar en la medida de lo que podamos sus  sentimientos negativos haciéndoles ver que no tienen otra opción: o salir de la depresión o hundirse cada vez más en el sufrimiento y la desesperanza.

depresion-y-fibromialgia

A menudo, las personas que tienen fibromialgia y que pasan por la depresión se sienten como si a nadie le importa y nadie tiene el tiempo o la paciencia para escucharlos.
Tomarse el tiempo suficiente  con la persona que está deprimida y que se sienta escuchado y en algunos aspectos comprendido ( no en todos ) supone una vía de descarga a sus frustraciones y evitamos que se sientan aislados e ignorados. Este es un aspecto muy importante a tener en cuenta.

Por otro lado, si no somos profesionales de la salud mental, es mejor no aconsejar en exceso, nuestros consejos pueden ser válidos para otras personas, pero no para quien está inmerso en un proceso tan doloroso como la fibromialgia. No trates de intentar hacerle ver que su situación no es tan grave ni negativa, puesto que esto aumentaría su sensación de incomprensión. En lugar de eso, dile que lo apoyas, y que sabes que lo está pasando muy mal, pero que no está sólo o sóla.

Una de las mejores cosas que puede hacer alguien que quiera ayudar a un amigo o miembro de la familia que experimenta fibromialgia es adquirir el tipo adecuado de conocimientos e información. La lectura de libros, ver documentales, o la búsqueda de asociaciones de fibromialgia, y la lectura de esta página web son cosas que pueden ayudarte a tener una visión más humana y compleja de la fibromialgia.

Muchos de vosotros me habéis comentado que no sabéis cómo convencer a un familiar con fibromialgia para que intente los dos tratamientos que se proponen en esta web. Mi consejo siempre es el mismo: no debéis intentar convencerles de eso. Simplemente, debéis decirles que creeis que les ayudaría leer la página web; y animarles a leerla de forma íntegra.

Apartir de ahí, cuando alguien lee esta web COMPLETAMENTE; cada persona sabe si resuena en él o no la teoría del SMT; si se siente identificado o identificada o no; y si desea intentar este abordaje terapéutico o no. Pero si una persona ha leído la web y no desea intentar el tratamiento, no tiene sentido insistir. Debe ser una decisión personal de cada uno y debemos respetarla; incluso si pensamos que la otra persona puede estar equivocada.

One Response